El Engrandece los milagros

Compartilo:



A su paso, Jesús vio a un hombre que era ciego de
nacimiento. 2 Y sus discípulos le preguntaron:—Rabí, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él
o sus padres?3 —Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios
se hiciera evidente en su vida. 4 Mientras sea de día, tenemos que llevar a cabo la obra del que me envió. Viene la noche cuando nadie puede trabajar. 5 Mientras esté yo en el mundo, luz soy del mundo.

Juan 9:1

Estamos en un año revolucionado, a nivel familiar, laboral, pero también a nivel mundial.
En tiempos tan cambiantes a veces puede resultar dificil seguir un rumbo, hasta los mas fieles creyentes pueden carcovear.

Hoy Dios tiene una palabra de aliento para todos nosotros, y debemos aferrarnos a ella. Nada esta fuera de los ojos de nuestro padre.
El todo lo ve, todo lo sabe y todos sus planes son para bien. Incluso cuando estamos en absoluta oscuridad, y no sabemos para donde
encarar nuestra vida; incluso en nuestro punto mas bajo, Jesús esta con nosotros.

Así como el ciego en Juan 9, cuya vida fue utilizada para engrandecer los milagros sobrenaturales de Jesús y enriquecer la fé de quienes lo seguían; dejemos que El use nuestra vida y nuestras circunstancias para glorificarse y una vez más, demostrarnos de lo que es capaz.

Aunque a veces no lo veamos, Dios obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *